martes, 15 de noviembre de 2016

V Memorial Ramón Escudeiro Tilve


Tributo a Ramón Escudeiro Tilve.


El nombre de Ramón Escudeiro Tilve es una Lección de Vida, de coraje, tenacidad y todos las mejores cualidades de las que puede tener un ser humano.

Es un ejemplo en valores fuera de toda duda, que merece y debe conocerse. 
Si los éxitos deportivos de Ramón, teniendo en cuenta la lucha que sostenía diariamente contra su salud, hubieran sido en otra rama deportiva, seguramente hubieran tenido el eco mediático de la prensa nacional que por mucho menos, y muchas veces por nada, encumbren figuras que ponen 
como ejemplo a seguir.

No había cumplido dos años cuando tiene que enfrentarse a la más dura lucha, se le van apareciendo tumores, sin respiro de hospital en hospital, constantes operaciones, pierde la vista, pero gana la gran batalla, la de la supervivencia.

Su afán de superación superó hasta la mismísima superación.
Siempre dando ánimo y demostrando permanente alegría, ni en los peores momentos demostró nunca tristeza.

Él sabía perfectamente que iban mermando sus fuerzas, los tumores reaparecieron, ya con largas sesiones de quimioterapia, con una nueva operación  a vida o muerte donde le tuvieron que extraer el 60% del hígado, pidió el favor a los médicos para que le dieran permiso de ir a competir al campeonato nacional juvenil de la ONCE celebrado en Badajoz, sorprendidos le dijeron que si, siendo palabras textuales de Ramón - no quiero morir en una cama. Fue su último triunfo en vida, logró ser nuevamente campeón nacional a pesar de no querer atender sugerencias de abandonar el campeonato,  debido a los inmensos dolores que padecía, fue su última voluntad que nos brindó una nueva enseñanza  de humanidad y lucha.

Al arribar de Badajoz a su Pontevedra querida, no dio tiempo a más, su esplendorosa llama se apaga en vida.

Su palmarés deportivo en tan corto tiempo  es impresionante, sus logros traspasaron fronteras y muchos titulares, prueba de ello que el periodista más prestigioso de ajedrez a nivel mundial; Leontxo García Olasagasti le dedicó a Ramón su columna en el periódico El País tras su deceso.

Esos éxitos tuvieron la admiración convertida en grandes ovaciones por donde triunfaba Ramón, pero su nombre siempre iba ligado a la Ciudad de Pontevedra, a Galicia y a España, que tan brillantemente representaba.
Desde Escola Xadrez de Pontevedra, nuestro deber y a la vez inmenso orgullo, es llevar el nombre de Ramón Escudeiro Tilve, su vida y obra a lo más alto, adonde merece.

Por ello el torneo "Memorial Ramón Escudeiro Tilve", de nivel Internacional, debe consolidarse como una de las pruebas más importante del calendario.
Que estén representadas las instituciones y que puedan brindar su apoyo para contribuir al mantenimiento y éxito del mismo, sería imprescindible.


El torneo se juega por el sistema suizo a nueve rondas. La organización mantiene el "streaming" para poder contemplar las partidas en directo a través de Internet, en el sitiowww.xadrezpontevedra.com. El torneo reparte 3500 euros en premios entre los mejores clasificados.

Ramón Escudeiro Tilve (apodado Ramón E.T.), ciego desde los dos años, falleció en julio de 2012. De su valía da cuenta el hecho de que fue capaz de disputar varias simultáneas de ajedrez y llegó a colgarse la medalla de bronce en el Campeonato del Mundo junior de Judo para ciegos.
Su repentino fallecimiento, cuando sólo contaba con 20 años, le impidió cumplir su sueño de participar en los Juegos Paralímpicos de Río de enero, en 2016.